Munivina.cl
Martes 2 de Junio de 2022 | Dólar: | UF: | UTM: | Emergencias

PRBIPE, Programa de Revitalización de Barrios e Infraestructura Patrimonial Emblemática

  • PRBIPE, Programa de Revitalización de Barrios e Infraestructura Patrimonial Emblemática

¿Qué es el PRBIPE?

El Programa de Revitalización de Barrios e Infraestructura Patrimonial Emblemática (PRBIPE) es una iniciativa impulsada por la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (SUBDERE) en convenio con la Ilustre Municipalidad de Viña del Mar. Su principal objetivo es mejorar las condiciones y calidad de vida de residentes, comerciantes y visitantes del Barrio Fundacional. Se trata de un proceso que deberá tener implicancia y continuidad en el tiempo.

¿Cuál es el territorio donde actúa el programa?

Se delimitó un “área de interés” que considera desde la Población Riesco hasta Cerro Castillo en sentido oriente – poniente y desde el Parque Vergara hasta los Palacios Carrasco y Rioja en sentido sur – norte.

¿Cuáles son los ámbitos que aborda el programa?

El Programa aborda cuatro ámbitos, a partir de los cuales se impulsarán diferentes iniciativas para concretar un proceso de reactivación integral del barrio.

– Infraestructura: Revitalizar espacios públicos y áreas verdes son dos grandes objetivos del componente Infraestructura que contribuirán a una mejor calidad de vida de residentes, comerciantes y turistas que recorren el Barrio Fundacional de Viña del Mar.
Este componente se plantea impulsar acciones en el territorio mediante proyectos que mejoren las condiciones de habitabilidad del casco histórico y rescaten la identidad local en armonía con la recuperación de la infraestructura patrimonial emblemática.

– Desarrollo Económico Local y Cultural: El componente Desarrollo Económico Local y Cultural tiene por objetivo propiciar la revitalización de la zona comercial del Barrio Fundacional (de forma sostenible y continuad) y poner en valor actividades artísticas y culturales que ocurren en el Casco Histórico de la comuna.
En el ámbito comercial, busca propiciar la entrega de herramientas que permitan fortalecer la identidad del comercio a través de iniciativas de asociatividad, estrategias que aumenten la competitividad de las unidades de negocio y el desarrollo de proyectos que generen incentivos económicos para mejorar la operatividad y reactivación de los locales comerciales.
En el ámbito de la cultura, el componente busca ser un aliado en el apoyo y difusión de actividades artísticas del Barrio Fundacional para potenciar la identidad cultural del barrio y propiciar el acceso y la participación de vecinos del polígono a eventos culturales locales.

– Gobernanza y Participación Ciudadana: El componente busca generar procesos de trabajo participativo frente al desarrollo de los diferentes proyectos del Programa, promoviendo espacios donde la comunidad pueda plantear su parecer sobre iniciativas que inciden en el barrio y su calidad de vida.
Contempla la organización de convocatorias con organizaciones sociales y actores de la sociedad civil, juntas de vecinos, agrupaciones deportivas y artísticas y tiene por objeto implementar procesos que fortalezcan la composición interna de esas unidades comunitarias para promover la gobernanza y la relación de sus integrantes con el municipio.

– Fortalecimiento Institucional: El municipio y algunos servicios públicos (con incidencia en la zona de interés) cuentan con alternativas de financiamiento para iniciativas locales que fortalezcan los equipos técnicos. El Programa trabaja en identificar esas oportunidades haciéndolas parte de la metodología de trabajo para propiciar la concreción de proyectos y generar nuevas instancias que permitan robustecer las capacidades municipales para atender necesidades de la comunidad.

Conociendo el barrio fundacional de Viña del Mar

Diverso, heterogéneo, multicultural y comercial. Cuatro características que definen la dinámica del casco histórico de la ciudad (que se origina a partir del recorrido del ferrocarril y que actualmente es el par vial Viana- Álvarez). El desarrollo histórico de la ciudad queda definido por sus calles principales y los diversos inmuebles patrimoniales que se concentran en un área urbana de 190 hectáreas por la cual circulan diariamente cerca de 30 mil personas (residentes y población flotante).

Se trata de una zona de tipo residencial pero mayoritariamente comercial, donde la oferta de productos y servicios es diversa e infinita. El Barrio Fundacional se ha posicionado como un polo comercial que abastece a residentes y a compradores de otros sectores de la comuna y la región, lo que genera una alta atracción de población flotante que utiliza servicios de abastecimiento y restaurantes.

– Área comercial: Las unidades de negocios presentes en el barrio corresponden principalmente a los rubros del vestuario, calzado, joyas y alimentos y se concentran en dos arterias de gran afluencia de público: calle Arlegui y avenida Valparaíso, vías que atraviesan el polígono en sentido oriente – poniente.
Comerciantes, trabajadores, vecinos y estudiantes ponen entusiasmo en dinamizar la economía comunal, dar empleo e inyectar vida y energía al sector céntrico de la ciudad. La “vida de barrio” se profesa en todo el territorio en el marco de un espíritu de comunidad. Los vecinos se conocen y re – conocen en un entorno propio que cuidan, valoran y potencian.

– Comunidades: En temas organizacionales y de representatividad existen dos organizaciones territoriales en zonas residenciales: la Junta de Vecinos Cerro Castillo y la Junta de Vecinos Rioja. Además, se identifica la Corporación de Copropietarios de la Población Riesco que administra y organiza un sector de origen obrero (ex trabajadores de la CRAV). En relación a la zona centro y comercial del barrio, se identificó que la apropiación del territorio y las acciones de representatividad, se dan gracias a la diversidad de organizaciones funcionales como centros de madres y de adultos mayores, agrupaciones culturales, juveniles e incipientes organizaciones comerciales que han comenzado a formarse a propósito del “estallido social” y la pandemia del Covid 19.
En las distintas comunidades mencionadas se reconocen actores relevantes que han participado de convocatorias ciudadanas que permiten promover acciones de auto gobernanza y el desarrollo de iniciativas que contribuyen en la gestión del Plan de Revitalización. En esa tarea también participa el Municipio de Viña del Mar y entidades públicas afines (SERCOTEC, FOSIS, CORFO, Ministerio de las Culturas, las Artes y el patrimonio) que ofrecen herramientas y financiamiento para la concreción de proyectos que propician la participación y el involucramiento de las comunidades en iniciativas que van en su beneficio.

– Patrimonio: El Barrio Fundacional presume de un gran valor histórico y patrimonial y se compone de hitos y lugares representativos que consolidaron a la ciudad gracias al desarrollo económico de fines del siglo 19 y principios del 20. Se trata de un territorio con diversos espacios públicos e inmuebles de gran valor arquitectónico, histórico que le dan una identidad propia al barrio y a la ciudad.
En el territorio existen parques, jardines y áreas verdes que cumplen la función de perpetuar la memoria histórica en lugares públicos, calles y plazas de la comuna. Además, se reconocen 11 inmuebles de Conservación Histórica (edificaciones con valores arquitectónicos y estéticos): Palacio Carrasco, Museo de Artes Decorativas Palacio Rioja, Museo de Bellas Artes Palacio Vergara, Castillo Wulff, Palacio Presidencial, Castillo Brunet, Casa Italia y el Teatro Municipal.

Participaciones ciudadanas

Un eje fundamental del Programa de Revitalización de Barrios e Infraestructura Patrimonial Emblemática Viña del Mar, es la concreción de instancias de participación ciudadana que se organizan para conocer la opinión de los actores del Barrio Fundacional (vecinos, trabajadores, comerciantes, estudiantes) sobre temáticas de relevancia o proyectos que inciden en el entorno que habitan. Desde el 2019 se han concretado seis convocatorias vecinales que han propiciado la relación con distintas comunidades del Barrio Fundacional dándoles la oportunidad de participar en los espacios que componen la vida política, económica, social y cultural, sin distinción ni discriminación.

Metodologías de trabajo con la comunidad para la obtención de información relevante

– Mapeos colectivos: Permitieron que los participantes de las convocatorias comprendieran el uso de diversos espacios, ámbitos y lugares que habitan y las principales prácticas y formas de usar los espacios por individuos y colectividades. La metodología permitió abordar temáticas a partir de sitios significativos como: zonas patrimoniales, lugares de encuentro, participación y esparcimiento, sectores inseguros, zonas comerciales, recorridos frecuentes y los deseos y anhelos que la comunidad del polígono tiene respecto del barrio.

– Encuestas: La metodología se orientó a obtener información relevante sobre las necesidades, problemáticas y la percepción de las personas sobre el Barrio Fundacional. El instrumento tuvo una buena recepción por parte de la comunidad y entregó datos interesantes y valiosos que posibilitaron el diagnóstico del territorio.

– Mesas de trabajo y grupos focales: Se realizaron con las comunidades del Barrio Fundacional y permitieron poner en valor distintos elementos en relación a los espacios públicos y áreas verdes, la percepción de inseguridad, la actividad comercial y la existencia de patrimonio arquitectónico y natural en la zona.

– Construcción de la visión de barrio: La “Visión de Barrio” fue consensuada en las jornadas de participación ciudadana las que convocaron a diversas organizaciones sociales y culturales, juntas de vecinos, representantes del comercio, entidades académicas y públicas y personas de la sociedad civil considerados actores relevantes del Barrio Fundacional.

– Visión de barrio: “El barrio fundacional es un ambiente seguro y de calidad para la comunidad, con espacios aptos para el esparcimiento, recreación y el desarrollo de una buena calidad de vida, con actividades comerciales y culturales que ponen en valor la memoria histórica, social y patrimonial de la ciudad. Un barrio donde prevalece el diálogo y la participación de sus habitantes”.

El Barrio Fundacional de Viña del Mar corresponde al casco histórico de la ciudad – sector centro de la comuna – y comprende lugares e hitos que propiciaron sus orígenes urbanos y sociales entre finales del siglo 19 y principios del 20.

Distintos sucesos propiciaron la trama urbana de la ciudad. Uno de los más importantes es la llegada del ferrocarril, hecho que se mantiene en la memoria de los habitantes hasta hoy y que significó que la ciudad reactivara su economía. El período de bonanza, consolidó la estructura de la ciudad y la sociedad viñamarina pero el terremoto de 1906 destruyó la comuna y las autoridades de la época debieron forjar su reconstrucción, situación que obligó un reordenamiento territorial de la ciudad.

Viña del Mar fue una importante zona industrial desde su origen. La Compañía de Refinería de Azúcar (CRAV – 1873) y la empresa Lever & Murphy y Compañía (1883) impulsaron el rubro y otras fábricas de ladrillo, fideos, aceites y caramelos se instalaron en la ciudad. Gracias a ese impulso económico se genera un reordenamiento de la trama urbana, con avenidas y ejes centrales que logran articular la dinámica comercial y social de la ciudad y el Barrio Fundacional. El sector comenzó a destacar por la construcción de viviendas con particularidades arquitectónicas que en la actualidad tienen valor patrimonial y son parte de la imagen urbana de la ciudad y representan una dimensión material que potencia el territorio.

En 1917 integrantes de la Armada de Chile y sus familias se establecen en el sector de Las Salinas (Regimiento de Caballería Coraceros) hecho que dinamiza la economía y el desarrollo comercial y social de la ciudad. En la Avenida Valparaíso se establecen tiendas prestigiosas, joyerías, cafeterías y bazares y el sector se transforma en la “calle del comercio”.

La ciudad se transforma en un balneario recreacional y un destino para vacacionar. Los primeros balnearios fueron Miramar y Recreo y fueron construidos por destacados vecinos -como Teodoro Von Schroeders, Luis Barros Borgoño y Alfredo Azancot Levi. Más tarde se inaugurarían los balnearios Las Salinas, Caleta Abarca y Playa Amarilla, convirtiéndose en “la ciudad balneario”.

Más de 120 años después, la comuna sigue presumiendo sus atributos turísticos y mantiene el título de destino para vacacionar. El comercio y el rubro hotelero y gastronómico son el motor de su economía y el Barrio Fundacional concentra buena parte de esas actividades. Se trata de 190 hectáreas de terreno, en las cuales residen 15.673 habitantes que dan vida al centro neurálgico de la ciudad.

Proyectos PRBIPE

El Programa de Revitalización de Barrios e Infraestructura Patrimonial Emblemática trabaja en la formulación de proyectos en áreas ligadas a cuatro componentes (Infraestructura, Desarrollo Económico Local y Cultural, Gobernanza y Participación Ciudadana y Fortalecimiento Institucional). Se consideran iniciativas que buscan construir y mejorar espacios públicos y áreas verdes, conservar y proteger la infraestructura patrimonial, incentivar la reactivación comercial y la utilización de herramientas digitales, instancias que promuevan la asociatividad y gobernanza por parte de las comunidades presentes en el barrio y el mejoramiento del funcionamiento de unidades municipales para mejor atención de los usuarios que necesitan de sus servicios.

Buscar

Generic selectors
Buscar el texto exacto
Buscar en títulos
Buscar en contenido
page
noticias
videos

Mas resultados